PARTE UNO

El rol clave del Bosque Lluvioso del Amazonas para nuestro Planeta

Por Günter Försterra & Vreni Häussermann

En los últimos meses, la sequía amazónica ha acaparado los titulares. Pero, ¿qué significa que una zona típicamente húmeda experimente un periodo seco? En esta serie de tres artículos de blog, nuestro objetivo es ofrecer una comprensión global de la situación: profundizar en las consecuencias de la disminución de la selva amazónica, las diversas amenazas a las que se enfrenta y las causas subyacentes. Además, presentaremos posibles soluciones, algunas de las cuales están al alcance de todos.

Comprender la Amazonia: Importancia y amenazas

En la primera parte, exploraremos la importancia de la Amazonia, no sólo para Sudamérica sino para toda la comunidad mundial. Examinaremos las amenazas actuales que se ciernen sobre la selva amazónica y las posibles consecuencias de su desaparición.

Punto caliente (“hotspot”) de biodiversidad: La riqueza del Amazonas

Con una extensión casi tan grande como la de Estados Unidos, la selva amazónica es el mayor bosque tropical de la Tierra y alberga más de la mitad de las selvas tropicales que quedan en el mundo (1). Aunque el número exacto de especies que habitan nuestro planeta sigue siendo desconocido (ya que la búsqueda de vida en Marte parece más tentadora), sí sabemos que la distribución de las especies no es uniforme. Ciertas regiones son puntos calientes de biodiversidad, y la Amazonia es un buen ejemplo, con un 9% de todas las especies de vertebrados del mundo, un 14% de todas las especies de aves, un 13% de todas las especies de peces, un 8% de todos los anfibios y un asombroso 22% de todas las especies de plantas vasculares (2).

Fragilidad del hábitat: Vulnerabilidad a los cambios ambientales

La coexistencia de un número tan elevado de especies dentro de un mismo ecosistema es posible gracias a que la mayoría de ellas se especializan en nichos ecológicos reducidos o existen en pequeñas bolsas dentro de la región. Incluso pequeños cambios en las condiciones ambientales pueden provocar la desaparición de determinados nichos o su transformación en hábitats para otras especies, lo que provoca el desplazamiento de las especies originalmente especializadas. Si estos cambios se producen a mayor escala, con la desaparición o alteración de determinados nichos en una región más amplia, las especies especializadas se enfrentan a la amenaza de extinción en un periodo relativamente corto. Por ello, incluso las condiciones meteorológicas extremas a corto plazo en una zona con un clima estable pueden suponer un estrés importante para determinadas especies.

Hábitat reducido: Impacto de la deforestación

Este estrés se agrava cuando disminuye el hábitat restante. En la actualidad, ya se ha perdido entre el 17 y el 20% de la cubierta forestal original (3). A pesar de que las tasas de deforestación han disminuido bajo la presidencia de Lula en Brasil, cada año desaparecen unos 10.000 km² de superficie forestal adicional, tras un pico de 20.000 km² en 2019 debido a los intensos incendios forestales (4). Otro 14-17% del bosque ya está alterado o degradado en diversos grados (2), y las alteraciones causan tanta pérdida de biodiversidad como la propia deforestación (5,6).

Máquina de nubes: El papel del Amazonas en el clima regional

Aunque una pérdida del 20% puede no parecer significativa si se tiene en cuenta que aún queda el 80% de la selva, la destrucción es más grave en los bordes de la selva, que albergan otros nichos en comparación con las partes centrales del Amazonas. Además, la selva amazónica desempeña un papel fundamental en su propio clima. Entre un tercio y la mitad de las precipitaciones de la Amazonia se originan en la propia cuenca, principalmente a través de la evapotranspiración de su vasta superficie foliar (7,8). Los estudios indican que la resistencia de la selva para recuperarse de las perturbaciones y los fenómenos climáticos extremos ha disminuido significativamente, y es posible que algunas zonas ya no puedan recuperarse (9,10,11).

Si la Amazonia perdiera entre el 20 y el 25% de su cubierta forestal original, su capacidad para generar precipitaciones adecuadas para su propio sustento podría verse comprometida. Esto desencadenaría un proceso gradual e irreversible que transformaría al menos las regiones central y meridional de la selva amazónica en un ecosistema similar a la sabana (12,13,14,15), capaz de mantener sólo una fracción de las especies existentes.

Ramificaciones ecológicas, económicas y sociales de la deforestación

Esta transformación provocaría la extinción de millones de especies, muchas de las cuales siguen sin descubrirse. La pérdida de la selva amazónica no sólo conllevaría la destrucción irrevocable de la biodiversidad y el desplazamiento de los pueblos indígenas que dependen de la selva para su subsistencia, sino que también tendría repercusiones climáticas catastróficas a escala regional y mundial. Los suelos de las selvas tropicales suelen tener una capacidad limitada de retención de agua. Las precipitaciones regionales disminuirían drásticamente, lo que aceleraría la desertificación. En ausencia de nubes de lluvia, las temperaturas en Brasil podrían aumentar una media estimada de dos grados, incluso sin calentamiento global, lo que afectaría significativamente al abastecimiento de agua de las principales ciudades (16,17,18).

La degradación de los bosques amazónicos puede reducir la evapotranspiración en la estación seca hasta un 34% y causar tanta pérdida de biodiversidad como la deforestación en paisajes modificados por el hombre, generando cargas socioeconómicas desiguales, principalmente para los habitantes de los bosques (6).

En 2023, el Banco Mundial publicó un informe en el que se proyectaba que las pérdidas económicas debidas a la deforestación en Brasil se dispararían hasta unos 317.000 millones de dólares al año, aproximadamente siete veces más que el valor de todos los productos básicos producidos a través de la deforestación. El informe abogaba por una estrategia económica no basada en la deforestación en la región de la selva amazónica (19,20).

Cascadas climáticas: Posibles efectos globales

A medida que aumenten las temperaturas de la superficie, las altitudes más elevadas podrían experimentar descensos de temperatura, lo que podría desencadenar efectos de onda atmosférica. Predecir los resultados precisos de estos efectos resulta difícil, pero sus implicaciones podrían ser profundas. Un modelo sugiere que la pérdida de la selva amazónica, entre otros factores, podría reducir a la mitad la cobertura de nieve en Sierra Nevada, una fuente crítica de agua para California (21).

Reserva de carbono: El papel del Amazonas en el almacenamiento de carbono

Aunque es posible que las selvas tropicales maduras no capturen cantidades sustanciales de carbono, su biomasa leñosa en pie representa una inmensa reserva de carbono fijado. Diversos estudios estiman que la Amazonia almacena entre 120 y 150 gigatoneladas de carbono, equivalentes a 440-550 gigatoneladas de CO2, ¡lo que equivale al total de las emisiones antropogénicas de CO2 en un periodo de 9-11 años (22)! Sin embargo, cuando los bosques se queman o se descomponen, liberan este carbono en forma de CO2. Los pantanos que se secan emiten CO2 y metano adicionales, un gas de efecto invernadero muy potente.

Con el ritmo actual de deforestación, la región amazónica ya ha pasado de ser un sumidero de carbono a una fuente de carbono, emitiendo aproximadamente un 20% más de gases de efecto invernadero de los que absorbe (23,24,25). En la actualidad, la deforestación tropical es responsable de entre el 13% y el 20% de las emisiones anuales de gases de efecto invernadero (26, 27).

Es evidente que existen numerosas razones de peso para preservar la selva amazónica.

 Literatura:

1. Mongabay (2021, June 22): The World’s Top 10 Biggest Rainforests
2. World Wildlife Fund (downloaded December 2023): What animals live in the Amazon?
3. World Wildlife Fund (downloaded December 2023): The Amazon in crisis: Forest loss threatens the region and the planet
4. Mongabay (2020, January 15): For final months of 2019, Amazon deforestation hits highest level in at least 13 years
5. Quintanilla, M., A. Guzmán León, C. Josse (2022): The Amazon against the clock: a Regional Assessment on Where and How to protect 80% by 2025
6. David M. Lapola et al. (2023): The drivers and impacts of Amazon forest degradation
7. Staal, A., Tuinenburg, O.A., Bosmans, J.H.C. et al. (2018): Forest-rainfall cascades buffer against drought across the Amazon. Nature Clim
8. Khand, K.; Numata, I.; Kjaersgaard, J.; Vourlitis, G.L. (2017): Dry Season Evapotranspiration Dynamics over Human-Impacted Landscapes in the Southern Amazon Using the Landsat-Based METRIC Model
9. Brando PM, Balch JK, Nepstad DC, et al. (2014): Abrupt increases in Amazonian tree mortality due to drought-fire interactions
10. Boulton, C.A., Lenton, T.M. & Boers, N. (2022): Pronounced loss of Amazon rainforest resilience since the early 2000s
11. Drüke, M., Sakschewski, B., von Bloh, W. et al. (2023): Fire may prevent future Amazon forest recovery after large-scale deforestation
12. Zhang K, de Almeida Castanho AD, Galbraith DR, et al. (2015): The fate of Amazonian ecosystems over the coming century arising from changes in climate, atmospheric CO2, and land use
13. Thomas E. Lovejoy, Carlos Nobre (2018): Amazon Tipping Point
14. Boers, N., Marwan, N., Barbosa, H. et al. (2017): A deforestation-induced tipping point for the South American monsoon system
15. The Guardian (2022, March 7): Climate crisis: Amazon rainforest tipping point is looming, data shows
16. Nobre, P., M. Malagutti, D. F. Urbano, et al. 2009: Amazon Deforestation and Climate Change in a Coupled Model Simulation
17. P. Artaxo (2023): Amazon deforestation implications in local/regional climate change
18. Alves de Oliveira, B.F., Bottino, M.J., Nobre, P. et al. (2021): Deforestation and climate change are projected to increase heat stress risk in the Brazilian Amazon.
19. Mongabay (2023, May 19): World Bank: Brazil faces $317 billion in annual losses to Amazon deforestation
20. Harusch, M. (2023): A Balancing Act for Brazil’s Amazonian States: An Economic Memorandum
21. Medvigy, D., R. L. Walko, M. J. Otte, & R. Avissar (2013): Simulated Changes in Northwest U.S. Climate in Response to Amazon Deforestation*
22. Emma Bryce for Scientific American (2023, February 20): Why Is the Amazon So Important for Climate Change? 
23. Covey K, Soper F, Pangala S, et al. (2021): Carbon and Beyond: The Biogeochemistry of Climate in a Rapidly Changing Amazon
24. The Guardian (2021, July 14): Amazon rainforest now emitting more CO2 than it absorbs
25. Gatti, L.V., Basso, L.S., Miller, J.B. et al. (2021): Amazonia as a carbon source linked to deforestation and climate change.
26. Measuring Carbon Emissions from Tropical Deforestation: An Overview

 

 

Los arrecifes de coral necesitan nuestra ayuda – ¿cómo podemos salvarlos?

Los arrecifes de coral necesitan nuestra ayuda – ¿cómo podemos salvarlos?

Los corales han existido durante millones de años, pero ahora su futuro está en peligro. Una mejor protección por sí sola ya no es suficiente para garantizar su supervivencia a gran escala. Combatir el cambio climático es una prioridad absoluta y también está en nuestro propio interés. Los factores de estrés locales como la sobrepesca y la contaminación deben ser eliminados. Al mismo tiempo, los arrecifes deben ser apoyados activamente mediante la aplicación de medidas de restauración.

El Amazonas: que destruye a la selva?

El Amazonas: que destruye a la selva?

El Amazonas enfrenta graves amenazas: deforestación, incendios para agricultura y cambio climático. La degradación acelera la pérdida y crea círculos viciosos. La interconexión agrava impactos. Es urgente actuar.