Photo credit: Ocean Agency

Arrecifes en peligro: los corales mueren en todo el mundo

Por  Carin Jantzen y Heinz Krimmer.

“Durante mi vida, he visto cómo se hundía un magnífico ecosistema.” En 2008, el investigador de corales Roberto Iglesias-Prieto compartió su preocupación por el estado de los arrecifes en su conferencia inaugural del Simposio Internacional sobre Arrecifes de Coral celebrado en Fort Lauderdale.

La crisis de los arrecifes de coral…

Más del 80% de los corales del Caribe han desaparecido, y la Gran Barrera de Coral australiana ha perdido más de la mitad de sus corales en los últimos 25 años. Y muchos más podrían desaparecer a finales de este siglo. “Por primera vez, todo un ecosistema disperso por el mundo que sustenta a millones de especies y personas puede perderse a manos de los humanos”, esta declaración de la Sociedad Internacional de Arrecifes de Coral – portavoz de la comunidad de científicos especializados en arrecifes de coral – llega al meollo de la cuestión (Rebuilding Coral Reefs – A Decadal Challenge).

Large coral cemetery, US VirginIsland, photo credit: Richard Ross.

Coral crisis is our crisis, photo credit: Heinz Krimmer.

…es nuestra crisis.

En un mundo sin arrecifes de coral, el ecosistema más increíble de nuestros océanos habría perecido y su pérdida sería un desastre ecológico y económico. Los autores de un estudio publicado en 2021 muestran el dramático declive de la productividad de los arrecifes: “Nuestro estudio indica que la capacidad de los arrecifes de coral para proporcionar servicios ecosistémicos de los que dependen millones de personas en todo el mundo ha disminuido a la mitad desde la década de 1950”. Además, si los arrecifes desaparecieran, la población local se enfrentaría a una mayor vulnerabilidad a los efectos negativos del cambio climático

…es nuestra crisis.

En un mundo sin arrecifes de coral, el ecosistema más increíble de nuestros océanos habría perecido y su pérdida sería un desastre ecológico y económico. Los autores de un estudio publicado en 2021 muestran el dramático declive de la productividad de los arrecifes: “Nuestro estudio indica que la capacidad de los arrecifes de coral para proporcionar servicios ecosistémicos de los que dependen millones de personas en todo el mundo ha disminuido a la mitad desde la década de 1950”. Además, si los arrecifes desaparecieran, la población local se enfrentaría a una mayor vulnerabilidad a los efectos negativos del cambio climático

Coral crisis is our crisis, photo credit: Heinz Krimmer.

Nuestro mundo frente al cambio climático

os océanos absorben cada vez más dióxido de carbono (CO2) del aire y, como el agua reacciona con el dióxido de carbono para formar ácido carbónico, nuestros océanos se vuelven más ácidos. Esta acidificación de los océanos dificulta a los corales la formación de carbonato cálcico. Necesitan más energía para construir las enormes estructuras de sus esqueletos calcáreos y, por tanto, crecen más lentamente. Si un arrecife tiene que regenerarse después de una perturbación y la creciente competencia de las algas dificulta la vida de los corales, un crecimiento más lento es muy desfavorable. Los científicos se interesan por los “arrecifes champán” para estudiar cómo afecta el agua de mar ácida a los corales.

 

Al mismo tiempo, nuestros océanos se están calentando. Los corales constructores de arrecifes reciben gran parte de su energía, es decir, de su alimento, de sus algas simbiontes. El aumento de la temperatura del agua perturba esta simbiosis y provoca el blanqueamiento de los corales. Si el estrés térmico continúa, cada vez mueren más corales. Sin corales, la estructura del arrecife también desaparece. En pocos años, los restos de los esqueletos calcáreos que han formado los innumerables pólipos de coral se erosionan y el fondo marino se convierte en un desierto llano. Debido a la falta de protección de los arrecifes, las costas quedan indefensas ante las olas que azotan las costas.

Champagne Reefs, photo credit: Katharina Fabricius.

Warmer waters let coral bleach, Australia, photo credit: XL Catlin Seaview Survey.

Bleaching Caribbean 1, photo credit: SECORE.

Bleaching Caribbean 2, photo credit: SECORE.

¿Qué ocurre cuando los corales se blanquean?

La mayoría de los corales constructores de arrecifes viven en simbiosis con unas algas unicelulares llamadas zooxantelas. Las algas contribuyen de forma significativa a la nutrición de los corales, transmitiendo la energía solar transformada en forma de alimento. Sin embargo, si la temperatura del agua aumenta, las algas producen sustancias tóxicas para los corales, lo que les obliga a rechazar a sus simbiontes. Los corales aparecen entonces blanqueados, con su esqueleto calcáreo blanco visible a través del tejido. Es espeluznante estar en un arrecife como éste: donde antes había vida colorida, ahora hay un silencio blanco.

 

Cuando las temperaturas vuelvan a bajar pronto, los corales podrán absorber nuevas algas simbiontes a través del agua de mar y recuperarse. Si el estrés dura demasiado, los corales debilitados mueren. En los últimos años, estos fenómenos de blanqueamiento han sido frecuentes en todo el mundo, dejando a los corales menos tiempo para recuperarse. En 2024, ya se ha iniciado otro episodio de blanqueamiento de corales en la Gran Barrera de Coral, lo que supone el quinto acontecimiento catastrófico de esta naturaleza en sólo ocho años, The Guardian.

¿Qué ocurre cuando los corales se blanquean?

La mayoría de los corales constructores de arrecifes viven en simbiosis con unas algas unicelulares llamadas zooxantelas. Las algas contribuyen de forma significativa a la nutrición de los corales, transmitiendo la energía solar transformada en forma de alimento. Sin embargo, si la temperatura del agua aumenta, las algas producen sustancias tóxicas para los corales, lo que les obliga a rechazar a sus simbiontes. Los corales aparecen entonces blanqueados, con su esqueleto calcáreo blanco visible a través del tejido. Es espeluznante estar en un arrecife como éste: donde antes había vida colorida, ahora hay un silencio blanco.

 

Cuando las temperaturas vuelvan a bajar pronto, los corales podrán absorber nuevas algas simbiontes a través del agua de mar y recuperarse. Si el estrés dura demasiado, los corales debilitados mueren. En los últimos años, estos fenómenos de blanqueamiento han sido frecuentes en todo el mundo, dejando a los corales menos tiempo para recuperarse. En 2024, ya se ha iniciado otro episodio de blanqueamiento de corales en la Gran Barrera de Coral, lo que supone el quinto acontecimiento catastrófico de esta naturaleza en sólo ocho años, The Guardian.

Bleaching Caribbean 1, photo credit: SECORE.

Bleaching Caribbean 2, photo credit: SECORE.

Arrecifes debilitados durante décadas

Las islas tropicales y las zonas costeras se utilizan con fines económicos. A la inversa, los daños causados a los arrecifes repercuten directamente en la vida de las personas que viven allí.

La tala de selvas tropicales, la extracción de materias primas y el desarrollo costero provocan fuertes entradas de sedimentos en el mar costero a través del viento, la lluvia y los ríos. Menos luz solar penetra en las aguas ahora turbias, hay menos oxígeno y los corales mueren de hambre o se asfixian. La contaminación y las aguas residuales procedentes de la agricultura, la acuicultura y la industria turística arrastran toxinas al mar y favorecen el crecimiento de algas en el arrecife por sobrefertilización: las algas compiten con los corales y sus simbiontes por el espacio y la luz.

Las redes alimentarias están cambiando. El rendimiento de los recursos explotados directamente, como la pesca, se está desplomando. Pero la sobrepesca es otra amenaza para los arrecifes: “fishing down marine food webs” es ahora un término de uso común. La pesca comienza con los grandes peces depredadores y termina con los pequeños comedores de algas, hasta que no queda casi nada más que un arrecife vacío. Hoy en día, en muchos arrecifes de coral sólo se puede encontrar un 10% de la cantidad original de peces. Por supuesto, esto tiene consecuencias: los pescadores ya no tienen suficientes ingresos y la población carece de las proteínas necesarias del arrecife en su dieta.

Surgeon fish in a gillnett, photo credit: Heinz Krimmer.

Sewage pipe from a hotel in KohTao, Thailand, photo credit: Heinz Krimmer.

Intact elkhorn coral stand, photo credit: Paul Selvaggio.

Remains of elkhorn coral skeletons, photo credit: SECORE.

Diadema antillarum, photo credit: SECORE.

Arrecifes del Caribe: un destino causado por el hombre

A los arrecifes del Caribe no les va bien. La creciente influencia humana y las oleadas de enfermedades, que han provocado la extinción masiva de especies ecológicas clave, han debilitado considerablemente los arrecifes caribeños. El coral cuerno de alce (Acropora palmata) y el coral cuerno de ciervo (A. cervicornis) dominaban antaño las zonas de arrecifes poco profundos de todo el Caribe y proporcionaban protección a lo largo de las costas. En las últimas décadas, sus poblaciones han disminuido drásticamente y hoy en día más del 90 % de estos importantes constructores de arrecifes han desaparecido – ambas especies están consideradas en peligro crítico según la Lista Roja de la UICN.

También es bien conocido el destino de los erizos de mar Diadema, importantes herbívoros que mantienen al mínimo la competencia de las algas por los corales. Sus poblaciones se colapsaron a mediados de la década de 1980, más del 98% de los erizos de mar Diadema desaparecieron y las poblaciones no se han recuperado hasta el día de hoy.

En los últimos años ha surgido otra amenaza para los corales, que ha hecho enfermar sobre todo a especies anteriormente resistentes. Esta amenaza se conoce como “Stony Tissue Loss Disease” (“enfermedad de la pérdida de tejido pétreo”). La enfermedad se extiende sin descanso por todo el Caribe y casi siempre es mortal para los corales afectados.

 

En 2023, hubo una ola de calor catastrófica en el Caribe que duró meses y causó un blanqueamiento masivo de los corales. Debido a la gravedad y duración de esta ola de calor, muchos corales no pudieron recuperarse y murieron.

Arrecifes del Caribe: un destino causado por el hombre

A los arrecifes del Caribe no les va bien. La creciente influencia humana y las oleadas de enfermedades, que han provocado la extinción masiva de especies ecológicas clave, han debilitado considerablemente los arrecifes caribeños. El coral cuerno de alce (Acropora palmata) y el coral cuerno de ciervo (A. cervicornis) dominaban antaño las zonas de arrecifes poco profundos de todo el Caribe y proporcionaban protección a lo largo de las costas. En las últimas décadas, sus poblaciones han disminuido drásticamente y hoy en día más del 90 % de estos importantes constructores de arrecifes han desaparecido – ambas especies están consideradas en peligro crítico según la Lista Roja de la UICN.

También es bien conocido el destino de los erizos de mar Diadema, importantes herbívoros que mantienen al mínimo la competencia de las algas por los corales. Sus poblaciones se colapsaron a mediados de la década de 1980, más del 98% de los erizos de mar Diadema desaparecieron y las poblaciones no se han recuperado hasta el día de hoy.

En los últimos años ha surgido otra amenaza para los corales, que ha hecho enfermar sobre todo a especies anteriormente resistentes. Esta amenaza se conoce como “Stony Tissue Loss Disease” (“enfermedad de la pérdida de tejido pétreo”). La enfermedad se extiende sin descanso por todo el Caribe y casi siempre es mortal para los corales afectados.

 

En 2023, hubo una ola de calor catastrófica en el Caribe que duró meses y causó un blanqueamiento masivo de los corales. Debido a la gravedad y duración de esta ola de calor, muchos corales no pudieron recuperarse y murieron.

Intact elkhorn coral stand, photo credit: Paul Selvaggio.

Remains of elkhorn coral skeletons, photo credit: SECORE.

References:

  1. Washington Post (2021, July 24): Coral reefs face disaster from climate change if we don’t curb greenhouse gas emissions, report says.
  2. Eddie, T.D. et a. (20231): Global decline in capacity of coral reefs to provide ecosystem services.
    (Coral reef productivity has been going down since the 1950s)
  3. Fabricius, K. et al. (2011): Losers and winners in coral reefs acclimatized to elevated carbon dioxide concentrations (Studying the effect of ocean acidification in champagne reefs).
  4. The Guardian (2024, March 8): Fifth mass coral bleaching event in eight years hits Great Barrier Reef, marine park authority confirms.
  5. Pauly, D. et al. (1998): Fishing down marine food webs: an update. 
  6. Lessios, H.A. (2016): The Great Diadema antillarum Die-Off: 30 Years Later.
  7. Coral Disease Health Consortium (2023): Stony Tissue Loss Disease.
  8. NBC News (2023, October 22): Extreme ocean temperatures threaten to wipe out Caribbean coral.
  9. International Panel on Climate Change IPCC (2023): AR6 Synthesis Report: Climate Change 2023.
Los arrecifes de coral necesitan nuestra ayuda – ¿cómo podemos salvarlos?

Los arrecifes de coral necesitan nuestra ayuda – ¿cómo podemos salvarlos?

Los corales han existido durante millones de años, pero ahora su futuro está en peligro. Una mejor protección por sí sola ya no es suficiente para garantizar su supervivencia a gran escala. Combatir el cambio climático es una prioridad absoluta y también está en nuestro propio interés. Los factores de estrés locales como la sobrepesca y la contaminación deben ser eliminados. Al mismo tiempo, los arrecifes deben ser apoyados activamente mediante la aplicación de medidas de restauración.

El Amazonas: que destruye a la selva?

El Amazonas: que destruye a la selva?

El Amazonas enfrenta graves amenazas: deforestación, incendios para agricultura y cambio climático. La degradación acelera la pérdida y crea círculos viciosos. La interconexión agrava impactos. Es urgente actuar.